¡¡¡Ya somos!!!

Por fin, tras mas de dos años de actividad privada y silenciosa, Xengalega ha sido registrada publicamente.